Bancos

S&P Global Ratings: Calificación Negativa en estos Bancos de Colombia

S&P Global Ratings: Calificación Negativa en estos Bancos de Colombia

S&P Global Ratings: En medio de la compleja realidad económica mundial, Colombia se encuentra en el centro de la atención financiera debido a recientes anuncios de la calificadora de riesgo Standard & Poor’s (S&P).

La agencia señaló un cambio en la perspectiva crediticia del país, pasando de estable a negativa, lo que ha desencadenado una serie de ajustes en las calificaciones de varios bancos, tanto comerciales como estatales.

La situación financiera del país sudamericano ha despertado preocupación en los círculos financieros internacionales. La calificadora de riesgo S&P ha emitido una declaración oficial en la que advierte sobre las consecuencias de un escenario de crecimiento por debajo del 3%. Según la entidad, este panorama podría llevar a más rebajas en la calificación crediticia del país en los próximos dos años. Pero, ¿Cuáles son los factores detrás de esta decisión y cómo afecta a los bancos colombianos?

Comunicado de S&P Global Ratings sobre la calificación de los banco en Colombia

En su comunicado, S&P especificó que la revisión a la baja también afectó a tres bancos comerciales y dos bancos estatales. Bancolombia, Banco de Bogotá, Davivienda, Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter) y Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) se encuentran entre las instituciones financieras afectadas por este cambio de perspectiva. Este ajuste se atribuye directamente al cambio en la perspectiva crediticia del país, ya que S&P no evalúa a las instituciones por encima de las calificaciones soberanas.

Andrés Moreno, asesor financiero, señaló que este ajuste de perspectiva tiene un efecto dominó en las empresas que tienen bonos en el mercado, mencionando específicamente a empresas como Ecopetrol y su filial ISA, que también han experimentado impactos significativos. Este escenario revela la interconexión y la sensibilidad de diversas entidades a los cambios en la perspectiva crediticia de un país.

Diego Palencia, VP de investigaciones y estrategia de Solidus Capital, profundizó en los desafíos que enfrenta el sector bancario colombiano. Destacó que el sector se encuentra en un momento de alto estrés debido al decrecimiento estratégico propuesto por el Gobierno, junto con riesgos políticos que resultan difíciles de diversificar. Palencia recordó que meses atrás, Colombia experimentó una reducción en su calificación crediticia durante el gobierno de Iván Duque, en gran medida como consecuencia del endeudamiento provocado por la pandemia. La perspectiva crediticia, que anteriormente se mantenía neutral, ahora ha pasado a ser negativa.

A pesar de estos desafíos, S&P aclaró que, en su opinión, el sector bancario colombiano mantiene características que respaldan una evaluación de riesgo económico más sólida en comparación con sus pares en la región. Señaló que la economía colombiana refleja una mayor diversificación y un PIB per cápita más alto que el de sus vecinos, lo que proporciona una base más resistente. Además, la agencia destacó la diversificación de la cartera de crédito del sector bancario, su baja exposición a préstamos en moneda extranjera y su enfoque conservador hacia los créditos al consumo e hipotecarios.

No obstante, S&P advirtió sobre un “riesgo de un potencial cambio estructural” en la calificación de Colombia. Subrayó que si se materializa un escenario con un crecimiento económico por debajo del 3%, y no se implementan medidas correctivas, esto podría contribuir a un “deslizamiento fiscal o mayores vulnerabilidades externas”. Este pronóstico ha encendido las alarmas, ya que existe la posibilidad real de una rebaja en la calificación crediticia en los próximos dos años.

¿Cuál es el Impacto de esta calificación en Colombia?

El impacto de esta situación se extiende más allá de los límites del sector bancario. Analistas financieros, como Diego Palencia, han señalado que el decrecimiento estratégico propuesto por el Gobierno y los riesgos políticos no son fácilmente mitigables. Esta combinación de factores ha creado un entorno desafiante para el desarrollo económico sostenible.

A pesar de los desafíos, S&P ha subrayado que la economía colombiana tiene fortalezas fundamentales. La mayor diversificación y el PIB per cápita más alto en comparación con sus pares en la región son aspectos que podrían respaldar la resiliencia económica del país. Sin embargo, la incertidumbre persiste, ya que la calificadora destaca la necesidad de medidas correctivas para evitar un posible deslizamiento fiscal o vulnerabilidades externas.

En conclusión, el cambio en la perspectiva crediticia de Colombia y las consecuentes rebajas en las calificaciones de varios bancos han desencadenado un debate sobre el futuro económico del país. Mientras se reconoce la fortaleza de la economía colombiana en comparación con otros países de la región, la advertencia de S&P sobre un posible cambio estructural y la necesidad de medidas correctivas resalta la importancia de abordar los desafíos actuales de manera proactiva.

La comunidad financiera, los líderes gubernamentales y los expertos económicos deberán colaborar estrechamente para diseñar e implementar estrategias que fortalezcan la economía colombiana y mitiguen los riesgos identificados por la calificadora de riesgo.

El camino hacia la recuperación y la estabilidad financiera requerirá un enfoque integral que aborde tanto los desafíos internos como los factores externos que influyen en la situación económica del país. En este contexto, la transparencia, la eficiencia y la toma de decisiones informada jugarán un papel crucial en la construcción de un futuro económico sólido para Colombia.

WintorABC | Información aquí: 👇

❤ YouTube 💙 Facebook  🖤 TikTok